Translate

viernes, 28 de abril de 2017

Lumbre quieta




Asolado mi alto claro,
soberbio techo donde pensamientos
míos se acuestan,
vida sin vida erizada piel que desespera,
mi esquiva dicha hincha este álveo,
languidece mi yerta hombría,
nada espero padre,
venga a mí su quimera alada,
al clamor sonoro desnucaré el hueso,
y su dulce aspereza fatigada,
mi yerta estampa levanta un crujir de soles,
un mar desaparecido,
no me sigas que no me encuentro
ni yo mismo,
una mañana de esta primavera envejecida,
mi alma viajó junto a la idea,
se estrechó con difuntos guerreros
que velaban cipreses entre las espumas verdes
que clavaban filos de savia,
cenizas de sauces,
entre vítores ardientes sin esquirla,
las vidas que traigo
jamás te las puedo relatar,
yo quise una salamanquesa
ya no me quise a mí,
mis cuencos de hastío traigo,
entre suya va a vencer esta luna
medio gitana,
y vio la noche negra
sus fusiles blander
un tino de hondo blanco,
resquebraba la herida donde yago,
hasta eterna ser mi suave caricia
del hielo.



El Castellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario