Translate

jueves, 9 de marzo de 2017

Aciago, recto vilo quemado





Cantares quebrizos
se alzan entre aciadas esferas 
de la palabra inexistente, 
entre sones terrunos 
que sí puede, 
llevarme la espuela, 
entre la mente que afila, 
que pule mi sangre oxidada, 
por el puente de venas de mis manos, 
diestro al compás que muerde 
yo sí estoy hablando 
tú no estás escuchando, 
esta vida asida en un tiesto, 
por encajes sin alba 
por encuentros fugaces 
en mi averno tejido, 
entre estos soles de trapo 
que me levantan las flores,
avanza la flojera del día 
que llega a su final, 
volviendo madrugada de espadas, 
quiero contarte hasta tres, 
mi aliento que no sabe contar al tuyo 
pero sabe que cuentas con él, 
yo que ni segura tengo mi muerte, 
colgaré destinos 
de sus ramas de fresno, 
mi piedra será estatua, 
no seré yo quien hable si no ella, 
el verde musgo llorará el sino dentado, 
esta vida de espectro 
no me dará de lado, 
de un solsticio me haré un cuarto, 
entre mis líneas habitarán espasmos 
de ideas ausentes, 
de fríos hielos de soledad congelada, 
liberaré este reino enfuscado 
cual vicio cual tierra sin dueño 
de crear nuevos palabros 
que serán hijos de la nada, 
cabalgada, soterrada 
en infinito de la siembra alzada.


El Castellano 

No hay comentarios:

Publicar un comentario