Translate

lunes, 20 de febrero de 2017

Quiebro en dicha descrita









Muero por un beso
aquel sembrado dirá que vivo
vivo por un querer
cruel del destino
condena de una pasión
que creó tu pestañeo
al dejarme ver
tu cielo encerrado
ese que liberado
jamás me abandonará,
fijamente tres minutos,
y morí con tu pestañeo.
Demostró que fui y soy
importante para ti
y que a pesar y muy
a mi pesar de los problemas
problema no es mi apellido,
seguí en tu mirada atrapado
hasta que la aguja
de aquel reloj de pulso
se paró al pasar ciento ochenta segundos
mi cambio de vida
cuando consumí
medio giro al decir
siempre te amaré.
De este resquicio vivo
yo traigo la flor,
en competencia
de ilusión que marcó
esta hoguera sin pena,
eres tú soy yo,
flamígera condena,
por el párpado del cielo,
por mi astro soslayado,
que yo sólo encuentro cielo
en tu mirar encandilado,
soy un muerto con vida
si no te tengo,
y este firmamento
se me cierra seco,
muchas cosas erróneas
en mi vida 
que no hay tiempo para la sombra,
no hay tiempo para tristeza,
ni para la vida quieta,
porque todo resume
en buscarte a ti
mi vida completa,
si este corazón es un tiesto,
quiere y te quiere a tu persona,
enraizada, plena,
resplandeciente,
como el brillo,
como el halo,
de tu limpia, dura
sonrisa de perlas
en océano de resurrección
mi Margarita
descubierta en dicha,
mía, mía sin despedida.




El Castellano

2 comentarios:

  1. Margarita: "Demostró que fui y soy
    importante para ti
    y que a pesar y muy
    a mi pesar de los problemas
    problema no es mi apellido,
    seguí en tu mirada atrapado..."
    Y vaya que son problemas que hacen revolotear al corazón
    en espacios vacíos, en busca de un nuevo nido que nunca encuentra
    o si sucede, falta la magia de dos que se aman por sobre las cosas
    y sus problemas. Me gusta. Te quiero tanto, Miguel.

    ResponderEliminar
  2. Aquí estamos, combates atrás quiero quedarme y no tener que mentir al mundo nuestro con que me marché, quiero ser la primavera en tus labios, que si me retiro es para volverte a besar, gracias por tu apreciación de aprecio, sabemos ambos que no se puede vivir mejor que cuando estamos vivos como ahora, leones atrás nuestro tiempo ya cansado de soltarnos la mano dirá que somos nuestros y el día es para unirlo en un besito, te quiero marchándose mi invierno.

    ResponderEliminar