Translate

domingo, 15 de enero de 2017

Registro soterrado



Resopla, para y se piensa,
por pensarse 
nació una lombriz azulada, 
buscaba su escondrijo húmedo 
de la idea, 
se aleteaba 
como gusano floreciente 
haciendo alarde, 
él sentado en el trigo 
de su verso 
no se vio la espalda 
llena de abejas 
de pensamientos típicos 
de su vida parada, 
como reposo de barcas. 
El puerto roncheaba 
oscuros rayos, 
era el letargo de su espera 
cabalgada sin vergüenzura 
no más románticos cigarros 
todos se tornaban 
en el uno idéntico 
llamado vicio, 
el alacrán de su mente 
corría feliz o eso creía, 
sin tener nadie que lo pisara, 
surcos se abrían 
en el barbecho soñado 
de su dama 
que ya era imagen de hoguera, 
yerma vida la estampa 
que colgaba del poste, 
un señero quieto se afilaba 
con el viento. 
Beba sus penas 
en taza de café a temperatura 
de la helada que rondaba 
lo bonito detenido, 
eche el anzuelo en el lago realidad 
por si muerde la quimera 
Diosa enajenada virtud de virtudes, 
arrastré mi pan de celiaco 
por su cara y mordí su boca 
con suavidad sin dientes, 
quería navegar su lengua 
otra noche tiznada 
de reposos dementes, 
cogí las riendas de mi azar 
desbocado, rumbo a sus piernas, 
amaneció la dicha de estar acompañado, 
al último suplicio del espectro engalanado, 
gira mi cabeza 
que sale un estornino de mi barba, 
era este un acre de calaveras 
que vestir, 
estaba la sonrisa 
de todos los tonos sentimentales 
de la cara larga, 
avanza que da vida 
mi escolopendra patidifusa 
del millón de espantos, 
era un patio de orugas 
el caminado por mi salvaje esperpento 
difuminado, 
un rincón donde clavar la lanza 
que nunca sonríe, 
caminan dentro, caminan fuera, 
más patas que ojos, 
sentido inerte de la fiera 
por tornar polilla, 
y sus pavimentos de la estrella 
acolchada de ella 
mi almohada.





El Castellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario