Translate

domingo, 29 de enero de 2017

Molinillo de fada y su Castellano



Pasaba de una vereda a una rambla
con la claridad y paso firme del alba,
avanzaba sus soledades un cuervo castellano,
escritos por abrojos nacidos,
se detenía a contemplar
en la bastedad del ser su rumbo
y mirada fija en añiles con sabor
a caléndulas desnudas,
quería encontrarse en unas tierras
de infinito horizonte y eternidad surcada
en torres de arena y temporales de mar abierto
quería encontrarse con su molinera fada
nacida por comunión de estrellas
donde el alba se acuesta y hace el amor
con los grises del horizonte,
los cristales azules del mar y su agitada uña,
el mar y el bosque lucían azul y verde,
serenos plenos, llenos
al llegar a Ribadeo allí donde se abrió
el cielo y las tierras sonreían,
cuando su mirada juntaron y sus filos
cuervo y morena fada,
esta vez solo iba portando su corazón,
era su vida en un trazo por exclamar
perdón a su fada gallega antaños deslizaban
sus lágrimas por su siembra que quería retomar,
los bosques colindantes abrían sus fauces
al encuentro, nubes abrieron
y dejaron marchar su color,
había una quimera quieta
entre los helechos que la abrazaban a ella,
mi corazón no entiende de palabras molinera,
solo porto que traigo mi sentir en una mano,
por el que se fue un día y volvió
a pedir que armaras sus pedazos,
el tiempo no entiende de esta insignia labrada,
te quiere mi fada a la vera de mi soledad cabalgada,
con el sabor e ineptitud de estos años dulces
de cuervo que sin ti no encuentra motivo
ni carretera ni acequia para recorrer el latido.
Te crascita mi canto la belleza
que tu piel derrama que tu ser hace pitanza,
largo el tiempo los vio conversar
bajo los bosques
para que una araña bajara de un enebro
y dijera a la molinera que por lo escuchado
la sinceridad hacía nombre en mí,
se besaron en reconciliación y se abrazaron
viendo el bosque su unión en un diente de león,
retomaron su tiempo perdido
juntos de la mano,
y no se soltaron jamás en aquel surco
que Galicia era siempre y por siempre bella,
como el cantar de una sirena que en su dialecto
al tiempo plañe y apela.




El Castellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario