Translate

lunes, 5 de diciembre de 2016

Vida sin aliento



Mi sombra desterrada 
como fiel mutismo agónico 
de la luz a carcajada, 
esta yacija de cuerpo 
sostiene famélica 
una jauría desenjaulada 
que aúlla y me aúlla 
su desvanecimiento 
como el retorcer 
de un cielo de alambres 
es un pensar complicado 
para mis bostezos, 
cuna de la llama 
que arden mis ojos, 
mi forma que insegura huye 
dejando atrás mi cuerpo inerte 
esperando al nuevo día 
que lo llamé su café 
de la mañana, 
es un horizonte siniestro 
sin aurora 
el cerrar 
de mis párpados vespertinos, 
la noche que el sueño imanta, 
cae como el Sol 
en flor va cerrando, 
religiosa y enfática 
la luna danza 
con mis ideas otra noche 
que seré taciturno sin taza 
más que mi cigarro, 
mi desvelo provocado 
de enésima noche 
en la que dejo a todo de lado 
para escribir con mi sangre violeta 
todo lo que deseo a mi vera 
y todo lo que conforme dejo se marche 
de mi tintero consumado, 
un austero gesto 
y brota cual fuente 
de las veintisiete lenguas 
de este diablo, 
para el mundo un mensaje 
soy experto no me drogo, 
a veces no me entiendo ni yo 
pienso que me nacen borbotones 
surrealistas, 
sin estas aristas de versos 
sentir no podría, 
hirientes filos de la acequia 
que mi voz lleva, 
hoy no será Dios 
porque en mi reloj ya es mañana, 
dulce cumbre enajenada, 
verticales azogues 
que siguen en estela 
el camino desventurado 
de mi insomnio desvelado, 
diestro compás helado 
a un cuarto para las tres marcado, 
marcado en austera ley del lobo, 
el mundo no es mío 
hoy la noche sí, 
eso pienso cada noche 
alguna vez será verdad 
aunque sea para siempre, 
liebre dormida de mi día, 
monte de estrellas, 
negros trajes visten su osadía, 
comuniones en fuegos fugaces 
espinos de hogueras al alba 
del ocaso naciente, 
hoy cabalgo 
sin ti no es cabalgar, 
la soledad me abraza 
le canta mi calma 
que jamás me siento solo 
aunque ella se haga materia, 
desgañitado grito al arrojo 
de esta cacerola 
porque lo siento 
lo mío es para siempre.



El Castellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario