Translate

martes, 13 de diciembre de 2016

Suplicio nacarado



Camino al infierno,
después de todo,
irrupción de polvo
o tormentos por despertar,
esta es mi vida
este es mi rifle,
no digas por favor,
el cauce se abre
es una noche cabalgada
en sombra enardecida,
te quiero, te miro,
oscuridad presenta
su violácea arpa,
sones con sus cuclillos
despiertos miran un horizonte
de espuelas dormidas,
la noche baila
sobre mi fusil
alzado al alba,
ignota estrella difuminada
quién la puso allí,
baila cariño
esta noche cazaré
el animal que me sonríe
en tus piernas,
seré precursor de la muerte
hasta que mi color brote,
no será una noche más
será una noche menos
para que me llames
cosas que yo por hombre
no puedo pronunciar,
guerrero soy
de esta arma
con rigidez comparada
con barcos de tu puerto
que tanto amas,
canto a este azabache
que llora la noche,
cabalgo salvaje
mordiendo tus riendas,
ven las luces están prendidas,
sólo hay un faro que te llama,
su luz ilumina
tus gemidos nacarados,
encontrados por surcar
por avanzar tu negro refugio,
mantengo la noche de un trago,
disparo sobre esta araña infernal,
me sostengo de mi tela
de carne desnuda
en tu infierno desde que viniste a mí,
tú viniste a mí con ademanes de gata
encendida, volando mis palabras
haciendo del momento
un ruego que pedía
atravesar tu cuerpo con el mío,
te prometo nevar
la cúspide de tu cueva
acabar mi grito con el tuyo,
hacer de la noche un arrullo,
ser caballero de tu reino,
cabalgar su humedad,
deshojar la primavera
en tus labios de mujer.
Ser el tiempo que nunca se fue
porque siempre vuelve.





El Castellano 

No hay comentarios:

Publicar un comentario