Translate

sábado, 10 de diciembre de 2016

Pena sin pala



De pronto un despertar
de tierra, sin nuevo día,
el polvo de su despedida
no hace bienvenida,
difunto al colapso
de infinitos marcados
de cristales finales,
se alarga mi reloj
sintiendo conciencia
del vacío dejado
que sólo llena su segundo,
mi granate ya no es granate,
las huellas se difuminan,
queda la vaga idea
de una felicidad solicitada,
engranajes ocultos
que respiran,
sobre clavos sonámbulos
que son mis nervios,
alzados,
retorcidos en mi enésimo cigarrillo,
al firmamento
con monstruo encendido,
su carcasa hiriente
toma forma de la mujer
que fue,
cuelgo mis retinas
estrujando mis ideas,
los ríos de sangre brotan
en mi mente,
todo el sentir plasmado
se vuela como saluda el suelo
a las hojas de este otoño enardecido,
recuerdo un tiempo
en el que su flor no me dolía,
audaz tiento de mi lustre postrado,
la manzanilla derritió su flor
alguien igual al verla quiso terminarla,
este nervio hondo hace mella,
y ya clavado su yunque en mi pecho
queda decir de esta pena
sálvese quien pueda.



El Castellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario