Translate

viernes, 9 de diciembre de 2016

Culebre frío



Es este el poder del lobo,
desnudo en letra,
sin vestiduras de cordero,
sin más doble cara
que su pluma y su letra,
jactancias reveladas,
abajo de la eternidad
y su aliento deshojado
en saliva y sangre escrita,
que consumieron
siglos pasados, doblados,
en las espigas de los campos,
un desvalijar el aliento de cobre
de los cielos
para plasmar oro en los escritos,
este es el mes celta del serbal
yo soy ciprés
y para mí siempre es el mes
de mi caléndula
porque me regala flor cada mes,
reductos sumergidos al respirar
del pez de cara muerta,
respiros de ratas emergiendo,
abriré las compuertas
desbordaré estos ríos del cielo,
el azul tranquilidad
rebosará la visión,
los cardos de las damas casaré
con cebollinos,
si me repetí es intencionado,
austral mi alma, esmerila
este lobo ártico,
soy yo el encargado
de clavar mis estampas quietas
hasta que un día me griten padre,
hasta ese día lloraré
estos plomizos latidos soturnos,
anhelando que estas piedras
lloren flores y el tiempo enraíce mi serenidad,
siente estos sentidos nublados míos,
el frío se alzará
por la contaminación
hasta ser única estación,
bueno yo no elegí este mundo para venir,
ni que el hombre sea un zoquete
imprudente, desnaturalizado,
se congela mi pensamiento,
fluía veloz su azada,
logrando la siembra
del sargento de mi alma,
condenado con su fiscal borracho,
aventaja por acompasadas
trincheras  de este amor sujeto,
quiero estirar los soles 
de los días 
para adelantar el tiempo 
y que llegue nuestro momento,
hasta mi primavera naciente
de mi invierno,
por blanca nieve
decretar a mis zorros blancos
esta glaciación necia del hombre,
a mí porque me gusta el frío
y soy consciente
que hemos avanzado y retrocedido
hasta ser capaces de comer piedras,
en este futuro ocaso helado,
de capa de azufre y plomo mecánico,
entero me siembro
hasta florecer mi sangre
con cristales de hielo.




El Castellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario