Translate

jueves, 10 de noviembre de 2016

Fuente-mina



Irremediable
con la ineptitud
de mis años dulces,
mis alientos de mozo,
cascabel de víboras uniformadas,
y sus bodas de azúcar
que la historia resume
en vuelos del único pájaro,
momentos de etéreo aire
balanceado en persianas de sucesos,
levedades plomizas me alzan la vista,
lo sencillo seguirá siendo bello
sin describirlo,
años fugaces hieren y agrietan
la madera de mi viejo chopo,
heridas vueltas casa de arañas
grises arañas,
frente de escarchas del alba,
miles espumas cabalgan
crines peinadas,
es mi azar esta pluma,
nunca cansada alza que prende
entre aciagas espadas
caminillos de flores
desnudando colores
mudando ocres por amarillos tules,
ya no camina, vuela
entre esferas coloradas se acicala
rellena su sed entre cosas vanas,
es mi camino de flores
por el que derrumbo a tesón
miedos vestidos de traje de lino y algodón,
no nací para el miedo
ni él nació para habitarme el pecho,
sigo señales
miro nubes,
camino líneas,
dibujo círculos como espirales,
verticales mis agujas mueven
nazco del hierro en mi pecho montado,
tumbo el gris de este otoño,
sí estoy enamorado,
venga para mí
su dulce secuela,
quiero ser feliz
y equivocarme
para poder salir triunfante,
sotos de su boca me llevan a verla
campos de ocre solitud,
mi esperanza avanza ramblas
y senderos con final en ella,
guadaña mi siega verá la trilla,
de esta villa traje la hoz
de trigo y espargamina
mi martillo germina
vientos del pueblo,
verso de puñalada,
pueblo que no puede considerarse
por no poderse gobernar en unidad
el pueblo es pueblo por ser plural.
Si sus vientos llevaron a mi tocayo
yo soy poeta de una caléndula,
belleza única musa
si no la hay no hay poesía,
diosa dueña de la luz y de la sombra,
hacedora de la verdad alumbrada
como de la más retorcida metáfora
que la oculta pareciendo mentira bien fundada,
mares de tierras olas de campos al verdor de espumas,
quién apagara este fuego,
y callará esta quimera maldita,
soy su mochuelo
ella es mi olivo,
nacerán mis venas
y estas acequias darán mi sangre
a las tierras.




El Castellano Evasto Tellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario