Translate

lunes, 14 de noviembre de 2016

Ferviente palabra descendiente




Yo hablé con mi amor que sentía celos,
acaso no sería más preocupante
que no los sintiera,
mirando al cielo de noche
hablé con mi amor que no existía,
aturdida me contestó una voz sin despedida,
acaso bajar puede,
mi Sol dormía,
acaso se rindiera el solitario horizonte,
pregunté a la estrella
aquella que el hombre deseos pide,
¿A caso bajar amor puedes?
limpios mares de azul traje cabalgan,
solapas precipitadas donde todo fluye,
riendo con mis lobos dolores,
un infinito que eleva flores,
altiva contestó mi voz,
que era como un crujir de caléndulas,
mi obsesión verdadera,
siente el veneno de mis piernas,
siente mi latido seco,
en esta estrella que se desploma,
vente amor conmigo,
envenena mi intelecto,
que yo solo piense en ti hasta cuando en cama desvanezco,
te espero amor,
te espero ahora.
La iluminación comienza a fallar,
las delicias juegan en tus muslos,
siempre te esperaré
porque quiero que vuelvas a decir:
-Nunca te vayas Migue,
mi contraseña,
nuestra palabra mágica es -amor
filos ardientes, complacientes,
que deshojan nuestro árbol,
en magnitud de escalas a un cielo,
que arde en tus labios de mujer,
es el tiempo del compromiso olvidado,
yo soy poeta del viento por ti nombrado,
tú eres mi aroma de floresta desnuda destapado,
mi azar mutilado,
mi hielo acompañado,
por el fragor de mi astro encarcelado.





Evasto Tellano El Castellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario