Translate

jueves, 20 de octubre de 2016

Tañen sentires de cromo

Erizada mi cordura,
tañen cascabeles
de cordones necios,
que yo por envidia tengo
al que no tiene tinta ni tintero,
sin mal tiene
al de arriba ni al de abajo,
venga la historia al más rico
y al más pobre,
la muerte no distingue
de barroca sepultura,
campanas del cielo
me llaman a medias voces,
un canto de sirena
que atraviesa la tierra,
cual tierra de mi polo opuesto
me atrae su marea,
estas soledades vienen
y me acompañan,
por entre sarmientos fugaces,
cordeles en plata
de mi bella fada,
mi mujer hada,
en embistes quieren
vestirla en seda mis manos,
acogerla en mi fuego
que no quema
mi destapada palabra,
mares rojos, sangres
de humores voraces.
Voy a vestir nuestro cielo de traje,
elevaré el azul de los mares,
porque ella es mujer
de infinitos horizontes y valles,
el verde esperanza de sus campos
me dio la suya,
quiero juntar tierra y cielo
y volverla a besar
como se besa de verdad,
como se abandona por tiempo
el alma en el aliento,
y no existe, no hay
percepción de éste,
porque quien vistió de flores
el corazón de su amada
merecerá más que el azul eterno
del cielo en su mirada.



Evasto Tellano

El Castellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario