Translate

jueves, 27 de octubre de 2016

Capa de espada




Granate frustrado, represalias del azul
bienvenido a la dimensión del pez muerto,
horizonte que acuesta sus ganas
de vencer a las malvas,
camino líneas, muevo en espirales
mi ficha del tablero,
esa que soy,
que no quiero
ser un número del oro,
otoño llegas dominando tu compostura,
en ocres afilados el sueño de árboles,
para sentir hacen falta venas,
lustre de mi sed de abrojos
caminan mis sentimientos,
por ojos desvelados me voy consumiendo,
acaso flor con piernas
ramillete con brazos
la ternura me descubre,
con este doctor cincel me acuesto en sus cumbres,
mi humana necedad
mi viril latido,
tejida entre sombras parcas mi necesidad
de cielos grises,
de mantos sin alas, este suave abismo
que los Dioses han dado a su cristal,
a su copa y a su pez,
un bruto compás cabe
entre barcas del sueño,
sí ese en el que yo era quien no soy,
lo siento he crecido hoy,
lejos de urracas y de gatos furtivos,
mi sino se puso feliz,
no necesité nada
todo lo encontré.
Altiveces bajas profusos encuentros,
es una cama de la estrella
mi agotada quimera
que seguirá viva hasta que muera,
desdichado es el fulgor por no tener mejor,
enredo de esta maraña
lo sentido es para siempre mi fada
el bullir de esta mi sangre,
el desconcierto de mi voz presidente,
que hoy encuentro suplicio,
en este tormento llamado poesía,
tormento por no haber más bello desempeño
que servir a la belleza,
mi juez supremo santo,
el fiscal de mi alma se encuentra borracho,
fuerza y brío danzan en mi espada
apostada con mi brazo diestro,
tal guadaña que corta la palabra,
tal réquiem sin yugo ni sombra,
que todo alcanza,
digna, plena consume mi alabanza,
tejido yo de su araña,
me trepo el desván del tiempo,
en este horizonte sediento,
mi apenas cruzado cuarto de siglo,
que por volver a nacer regalo,
un arco y una flecha certera
es más que mi vida quieta,
es sudor de mi alma
que sangra rosas a mi amada
por la que existe la poesía
porque me siento vivo, efusivo
y puedo escribir estas perdices oscuras,
sin tenebrios ni a tristeza sujetas,
la libertad con fuste de creación,
es ella más que musa es sentimiento furtivo
que me domina,
luciendo esta endrina.



Evasto Tellano

El Castellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario