Translate

jueves, 9 de junio de 2016

Ver el sonido





Mi destino que era como un tronco hueco,
de cuchillas de hojas,
por el violeta escarpado
fruncía se avivaba de sí,
yo en él colgaba esperanzas
como lirios negros desecándose,
en el compás de su horno
que me cocinaba ilusiones,
un día en su seco charco
ahondé conociendo a su araña
que tejía, que elaboraba el devenir
del alma , caí en la cuenta
de lucharme un manso porvenir,
así mismo nadie me liberará
del grillete,
el bosque de mis sombras
se iba abriendo como nocturnas agallas,
y yo pensando que la oscuridad
me puede, pero no a mí simiente,
sembré versos como pilares
y trepaban en escalera al Sol,
oculté mi siembra
en oscuros laberintos de tijeras,
se ahogaba el cielo de plomo,
para brillar mi Sol difunto,
había  llegado el día
esta noche va a ser diferente
en las retinas,
el pobre agasajo estaba deprimido,
sólo alcanzaba a rascarse
su ombligo,
el crisol se lucía en pleno seno ambiguo,
brillaba el furor de mi destino,
como una carpa en vinagre
se iba hinchando,
haciendo de la muerte un pasillo,
mi pena bebida de mi copa de vino,
que era como una cigarra oxidada,
entonces mi sangre se regocijaba
en mis ojos,
que eran como dos peces de colores,
nadando en la botella de mi cuerpo
con el Demonio dentro,
preguntándose si llegarían a ver
el sonido de un extasiado te amo tuyo.



El Castellano 

No hay comentarios:

Publicar un comentario