Translate

sábado, 4 de junio de 2016

Áspera templanza






Albor sediento silvestre nacido,
por entre tus labios me cuelgo la herida,
caléndula mía por el Sol afligida,
resopla caricia unos dedos
como fieles senderos ahogados
en la sien de tu palabra,
ya no hay confianza que enhebrar,
ni dulce bienvenida,
sopla el viento aletargandose
en suspiros siderales con el eco
de mis ilusiones valientes,
yo que fui como una lágrima de montaña,
como el rocío primero que las flores
acampa y besa haciendo girones
con mi alma,
sí esa mi calma que el terreno avanza,
y se queda en añoranza
de un siglo ya recorrido
que encontraba guerra y desdén de niebla,
por aciagas cumbres pasa mi guadaña,
segando el miedo feroz
para por altas esferas
clavar un molino y su viento,
brillando mi espada por entre la oscuridad
y sus lares ciegos entonando
un piano sin teclas,
mi silencio que esclavo de Dioses
se revela y muere,
revelaciones del sueño
sordo, en plenitud de forastera arpa
y su vorágine enerbada,
por el campo de tu alma
me caminan los pensamientos,
en abrazos a los ababoles,
colgándose de chopos mis verdades,
cuando descubrí una margarita
sencilla, redonda y colorada
mordiendo mi pierna
porque quería venir conmigo
y cambiar de floresta,
enorgullecida mostraba su ballesta,
y su amor inmutable a tiempos
que la tierra comía,
mientras yo me alzaba
quedando el miedo
mordiendo mi ventana.
Se forjaba mi tibia templanza
a letanías dibujadas.



El Castellano 

No hay comentarios:

Publicar un comentario