Translate

sábado, 21 de mayo de 2016

Azada de mi tardío




Ceñido al tañir lacustre
serpea la sangre de mi río
amigo roble pregunta al alto espino
si mi amor llega a su blanca cumbre
si la rocalla viste la pena de zarzas
mi álamo al verdor de la vida cantas
gime el tiempo en tu avenida
por ciudades de soles que negrean
un verdecillo se alza como una nube
dónde acaba su cielo
del pájaro único.
Inscripciones de vidas se cavan
en la piedra erosionada
que taladran hormigas que caminan.
¿Dónde acaban sus altos montes?,
¿dónde se junta el cielo con la tierra?
De esos hombres que libres se creen,
por el azul que sujeta los astros
mis besos cuelgo,
un hombre sin amor es como un cántaro vacío,
me visto de hombre bueno
sabiendo que nunca seré lo suficiente
para llegada la hora que entablarme
con vuestro Dios pueda
yo me guarde de enfrentarme,
puesto que de mala hierba indestructible
se baña y reluce cada día mi espíritu,
por las verdes cumbres camino
con el reposo del color de pinos
me invade la calma
la Virgen de la encina
puesto que semejante muchacha
debe hacer alarde de la belleza
de los campos y su inmortal estampa
que con yunques de hierro
construlle cristalinas sus fuentes
esas por las que pierdo el nombre.
Para que una abeja me lleve
a tomillos que bailan con lobos
y suene en la tierra
la tempestad de mi bondad.




El Castellano 

No hay comentarios:

Publicar un comentario