Translate

domingo, 13 de marzo de 2016

Sed yerta




El día comienza
cuando acaba la noche,
la noche que se mueve
en un compás durmiendo su luna añil,
esperando una llamada del Sol
que el día despierta
mientras yo en vilo
cuento el minuto que se escapa
en un parpadeo,
sombras y su reflejo,
necesito la oscuridad y su silencio
para reconfortarme
para escuchar el sonido de la noche
atento, será otra sonata de mi cuclillo
y mi grillo que blande mi destino,
al calor de una hoguera
danzan mis sueños,
otra llamada de una noche embrujada,
el lado oscuro me despierta
el sentido sediento,
es la sangre corriendo por mis ojos,
es la tempestad de una nueva vida por gastar,
mi grillo entona un Sí bemol
su transparente pío
al filo de la cuerda de lunática arpa
rasgando sombras una noche
que ya me cuelga de las pupilas,
por centrar el sonido en la desquicia
subyacente al eco sordo de la luna,
nunca empiezo en ilusiones y sueños
comienzo en pesadillas
cuando mis ojos abiertos claman al viento
cese su aullido,
será otra sonata de sueños cabalgando
en un sentido el de mi cuchillo,
sangre abierta por despertar
el firmamento rojizo de mi subrepticia repleta
de gritos y alaridos, de sombras bebiendo
su vino en mi cabeza,
es otro día para nacer de la ceniza,
el eco de la oscuridad que late y envuelve
es solo el violeta de un ocaso
que de malva se tiñe,
para dibujar su vena que me recorre
la vida quieta será otra noche
que yo vuelva a la vida,
despejado el tiempo que yerto me tejió
la araña en su tela,
la brava oscuridad me cuenta
que ya no puede sostenerse por sí misma,
necesita un alma como la mía que la lleve,
y mi vida se presta puesto que su caricia late
ausente en mi tela,
será otra noche afilando mi vena,
que a la tuya llega,
escrito en sangre mi nombre
he vuelto a la caza,
necesito a la sombra, necesito a la noche,
necesito al silencio roto que late y envuelve
para mantener mis nervios inertes,
es la hora que avanza marcha atrás
antes que el sol despierte,
mira la mañana,
mira el suplicio que corre tu ventana,
mira el día lo insulso que se ve bajo la luz del sol,
cuando la luz se traga los sueños que plasman tus ojos
cuando tu pupila duerme
comienza mi día
brillos de oscura letanía donde nace el verso,
y acampa mi sed en resquicios mortales
se despiertan mis ojos,
tú nunca verás mi día,
en la desquicia del crujido
habita en el gemido del viento en la persiana,
latido sordo de malvas
que dibujan el reflejo opaco de visiones nocturnas
por las que vuelan mis alas ,
hasta morder otro cuello,
hasta encaramar otro aliento en mi colmillo,
necesito el azabache sí ese el que llora la noche
para atrapar otro latido
en mi oscura vida para mantenerme soñando
tener sangre
libérate de la sensación de que estás a salvo,
giro en un sentido que es morderte,
y tu cuello brotar afluente,
otra noche cabalgada sin alma que me lleve,
infinito parco, lúgubre,
mi existencia en torno al sino
de esta sed de sangre.




El Castellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario