Translate

jueves, 4 de febrero de 2016

Muerto el tiempo


























Muerto en vilo mi tiempo,
suspiros de un segundo quieto,
avanza en un sentido el resplandor ileso,
por acampar el idioma del hueso
y su estampa que me mece preso
en el latir del verso,
sigiloso despierto de las ilusiones el viento,
ese que me deja sediento,
resquicios opacos de la luz y su trazo,
rescato el latido yerto,
de este campo yermo,
amanecen los cuadros colgados
al cruel respiro derretido,
años atrás moría la desquicia,
y su barco quedaba a la deriva,
sueños desmigajados enteros,
dulces y ásperos,
fieles y esquivos,
sólo de esta piel por la que vivo,
mantenme cerca de la noche y su sonido
al compás de un grillo,
tejeré el silencio y su suplicio,
la araña mía viene tejiendo en vilo,
mi suplicio dormido,
sueños atrás se dibujaba mi sentido
ese que hoy cuelga de las pestañas,
crujiendo palabras en las ventanas
cristales rotos atrás se dibujaba mi calma,
en el silencio desdoblado,
mirando su adentro me encuentro,
solo solo si no fuera por tu compañía traviesa
sí de mis caricias y su lengua fría
avanzo este cementerio viviente
para decir que yo aquí muerto vivo
mientras se consume mi cigarro
y visto este cielo emplomado de un cuadro
de tus sonrisas,
yerto mi tiempo,
amanezco frío de nuevo,
si no fuese por ti Margarita diría
que yo aquí muerto vivo,
al compás de mi grillo,
que blande desnudo en la penumbra de mi cuarto,
noches y noches de soledad sin arrepentimiento,
la oscuridad tibia me abraza el sonido,
y yo a tu vera me mantengo fiel a su latido,
ese que el verbo mío teje y teje,
en alarido nocturno vestido de traje,
por si un día tu beso mece,
que la armonía y su caricia desprende,
viendo y viéndose
caer de nuevo en la ola
y su precipitación,
muerta mi araña se nuevo.





El Castellano y Leannán-Sídhe

No hay comentarios:

Publicar un comentario