Translate

sábado, 6 de febrero de 2016

Miel de tu cara

Trepo tu carita de miel con la  mirada
para descubrir tus dos luceros
que tienes por ojos,
y acampo tu boca
para desmenuzar el idioma del silencio
y se va abriendo mi bella calma ,
trazos de tu eco de belleza que guardas,
retorciendo gritos silentes te aguardas,
para devorar mi nervio
ese que lima mi entraña,
siento miedo
de no gustarte y de tu mirada quedo preso un instante,
para florecer flores en el viento de este invierno,
habitar tu recuerdo,
lamer tus flores de piel el primero,
para quedar en este horizonte
del beso preso,
canta mi grillo por acercarse de tu voz el sonido,
pr morir juntos
otra noche que se destapa en la miel de tu cara.




Destellos en el horizonte
que irradian la belleza de tu cara,
día para ver la dulzura de tu alma
sin vigía ni guarda,
avanzo tu bella calma
el parpadeo que tu sonrisa guarda,
te lanzo un beso
por si en tus ojitos me encuentro mañana,
se dibuja y afila mi nervio
sabiéndome de tu mirada preso
y yo que de nuevo
en tu vida me encuentro,
al galope de mi ilusión
el sonido muerdo
y se destapa tu bello corazón
mi grillo que acampa su ilusión,
se blande al destino
de mi amor con solo una premisa
quedarme en tu vida sin prisa,
se agudiza la súplica
y me tomo de tus labios el café,
por si vivo de nuevo
otra vez ven a mi ser
porque el viento verá
mis sentimientos florecer,
hoy como ayer el agua de tu boca beberé
escaló tu cara de miel
y en tus ojos me vuelvo a ver
lo siento pero ellos no quieren mi desvanecer
porque te quise ayer,
te quiero hoy
y siempre te querré Laila
sin ti no dibujo mi ayer
el hoy tenebroso fundiría
sin el calor de tu piel,
el futuro no trenzaría mi hiel
que quedaría un recuerdo esbozado
de todo lo que pudo ser,
y sin ti me fundo en fuegos de soledad
mas tu mirada y sonrisa me visten en dicha
para ser vivo poeta en fortuna y alevosía
de surcar y merecer tu sonrisa
que por ella viviría esta y mil vidas más,
me mantengo blandiendo al viento
este mi sentimiento preso
que me hace amarte a las lunas de hueso,
cuando la noche suena y llora su azabache,
yo echo fuego a tu imagen en mi recuerdo
que hoy tengo presente de nuevo,
si para nosotros el olvido no se construyó
el tiempo no se dibujó
porque yo me siento libre de decirte
que te pertenezco
y que en el destino tuyo quiero ser
como la abeja a su miel,
el tiempo me verá junto a ti
en alegría colmada florecer,
y mi duda desvanecer
sólo quedando el sentimiento
por tu vida enternecer.



El Castellano y Leannán- Sídhe

No hay comentarios:

Publicar un comentario