Translate

viernes, 19 de febrero de 2016

Me canta la noche

Serenata para esta noche invernada,
la noche corriendo de nuevo,
verdades tibias deslizándose
por el cristal de la ventana,
fuego trenzado de mi mente,
cayendo el horizonte,
te quiero,
te necesito,
cuando los cielos de febrero me cuelgan,
te encuentro
me das mi serenidad,
y su calma deshojada,
todos tus cuadros en la creencia,
yo no te he perdido,
te veo en mi noche,
cuando suena de verdad,
te necesito eres de mi mente el brillo,
eres congelado humor vivo,
todo elevado al noveno cielo,
ese en el que las ilusiones de todo lo que veo
se hacen cuarto y la luna se viste de amaranto,
hoy no es un día cualquiera
es día de asesinar al viento
mis penas que cuelgan,
resplandores malvas y sus runas que cantan,
anidando las yedras mi árbol,
sintiendo el frío de nuevo,
al compás de un latido veloz desvanecido,
hoy suena y se desdobla mi verbo,
por alzar al viento nocturno mi verso,
vestido de las flores del tiempo,
encarcelado hálito en mis retinas escarlata,
tu ilusión es mía,
mi vida es tuya para florecer mi alma Margarita,
sueños volados en estrellas al cielo,
mi humor tejido por el astro mayor,
acelerame el beso a tu compañía
traéme la caricia viva,
y su estampa que brilla,
la lluvia cae desde el cielo
al compás de lo que amo de verdad,
en flor mi sangre crepita
que sin ti no hay vida para el telar
de mis letras nacidas
me envuelvo de la noche,
surco el océano te llevo mi beso,
esperando el momento
esperando en el tiempo
que tu amor bañe mi cuerpo
y el mío tus venas surque,
y tu cuerpo acampe
para ser mi ser en calma el que su verbo arroje,
ninguna avenida a tu boca quedó cerrada,
la espera tibia bañó mis nervios aparte,
todo lo que creo está sujeto
por tus pestañas que navego,
tus ojos no quedan lejanos,
tu corazón encendido por las flores que surco,
prendido a lo largo del campo de tu bella mirada,
sueños atrás moría mi calma,
se desnudaba mi subrepticia,
por las hojas de los tejos colgaban mis sueños,
en arrojo nacidos para conquistar de tu piel
el hálito silente que mece
y que de su avenida la fuente nace,
por el cuchillo de grama al cielo
por los olivos y sus trigos
los verdes nacieron del campo de mi sembradío
para asolar en belleza la tierra de tus ojos marrones,
resumen de lo vivido,
resumen de lo sentido,
te amaré eternamente en vilo,
porque yo de verdad sin ti no vivo.





El Castellano y Leannán-Sídhe

No hay comentarios:

Publicar un comentario