Translate

sábado, 6 de febrero de 2016

Entre el pecho y la flor

































Suspiro yerto a esta tierra me abrazo fiero,
un mundo entero dibuja mi sendero,
por acampar la ilusión y mi desespero,
muerta mi araña yo soy el que cuelgo,
para hacer de mi cuerpo templo,
y abrigar la calma a mi pecho,
me vestiran amapolas y las espigas y sus verdes,
descubierta mi entraña te clama
que mi hora está sujeta a tu flor que tu nombre proclama,
y que en este campo jamás muere,
así como mi amor grita, sangra, llora pero nunca te abandona,
de caballero veloz su espíritu que tu reino destapa,
haciendo bandera del beso a tu alma,
alzada la calma y su estampa quieta,
yo soy tuyo como la rosa a su espina
y el ciprés a sus muertos que vela,
la tierra grita,
las raíces lloran y gritan,
los árboles abatidos lloran sus hojas,
el hálito desangrado llora en silencio,
para todo lo que no puede hablar
en silencio gritar que todo muere en silencio gritado
menos en mi patio que sembraste tus besos
y tu canto elevada mi luna de amaranto,
noche de subrepticia
hablando con delirios cobijados en la sien
donde el cuchillo cortaba pensamientos,
y la noche me sangró tus besos de nuevo,
soledades de grama me trepaban la espalda
y entre mi pecho abría una margarita sencilla,
para eterna ser el amor de mi entraña
y mi desquicia de no poder besarla,
muerta la hora mi ilusión quedó a solas
y mi grillo blandiéndose en mitad del viento
como fiel reclamo sujeto
así siempre vivió mi verso
con su musa anclada a mi pecho
y distante jamás quedará el beso
porque yo en mi corazón la llevo.



El Castellano y Leannán-Sídhe

No hay comentarios:

Publicar un comentario