Translate

domingo, 14 de febrero de 2016

Elevado fulgor

Solo allí que la noche se hace día,
sólo allí que el resplandor se hace caricia,
la vena carcomida deja su sangre,
por el albor del cielo nacido,
sólo mis flores por acampar el destino,
por escalar montañas sobre la tierra,
invencible en el silencio,
trenzado resquicio y su opaco trasluz,
ese por el que mi hada encuentra su luz,
noche hoy te veo entera recorres mi niebla,
yo soy siempre,
espacios visibles del ser,
todas las cosas por llegar,
nada por desvanecer,
rima afilándose en la tela de araña,
destino comido en el filo del horizonte
y su umbral,
hoy es un día que no avanza cuesta abajo,
hoy las ilusiones escalan,
los miedos cuelgan por esta noche de invierno
y su quimera,
espacios vitales descendiendo,
mi redención
clama que yo soy libre
fuera de precipicios silentes de materia,
mi alma es invencible,
no hay vuelta atrás
ni camino que no se recorra en vilo,
creencias caen en el esfumino de mi hoguera,
todo brillo fulgurado y amor tejido,
nada por pensar nada por correr,
es mi esencia la que habla,
la cima de la montaña por recorrer
es subir y anclarme a tu pupila despierta,
rompí la puerta,
no es tiempo de correr
ni de desvanecer,
todo se puede vencer,
mi latido crece en difusión
por estrellas fugaces su ilusión,
crepitando al albor fulgurado del rayo de Sol,
es por ti es por mí,
destruida la condensación,
queda mi alma nacida del albor.




El Castellano y Leannán-Sídhe

No hay comentarios:

Publicar un comentario