Translate

miércoles, 3 de febrero de 2016

Despliegue del latido














Sí el Sol allegado el momento,
ese que me cuenta el verbo,
que ella hermosa nació de su rayo,
ninguna ilusión queda lejana,
todo cambia a mejor,
nada se olvida de mi amor,
sueños fugaces corren por la rambla,
ninguna mentira es mecida,
busque por la avenida del amor
sin caricia buscando algo parecido a su caricia,
volvió ella a mi vida,
un día que la desquicia cayó derretida,
solo mi vida clamaba por su sonrisa,
sólo allí que el papel quedó con ojos
y sus prisas, amanecidas
de tornar al Sol reinar mi vida,
fuera de la noche que gime,
por sus retinas escarlata,
mantenme fuera de la noche
que sangra en luz mis caricias,
fiel de distantes despedidas,
se dibuja mi mundo torcido,
corriendo mis venas el suplicio,
amanezco  despierto en la subrepticia que a la oscuridad
todo cuelga y mece, tantas noches despierto te esperé,
cuando el firmamento comienza a cerrarse,
y el invierno me mataba de frío,
cuando la lluvia caía de nuevo,
y el vino de mi copa caía vacío,
hasta que no llegaste yo pensé que ya no vivo,
sueños fugaces derramaban mis lágrimas,
hasta de verdad acampar tu alma,
los cielos abrían a su paso
todo cuadros de mi vida
buscando y buscando tu vida,
no quiero perderte de nuevo,
este poeta sin tiempo,
escriba antiguo
deshaciendo el sentimiento,
vuelve a caer en tus ojos
miel de dioses, caricia de primaveras
vuelve a desangrar la rosa,
crece la amapola
su sangre enraíza
este el mío corazón afligido nunca más,
vengo a por tu beso,
vengo a por tu aliento,
vengo a morder tu cuello,
jinetes del tiempo
muertos en este horizonte que cae sediento,
escalé la montaña
hasta llegar al cielo
robé allí tu amor eterno,
ven amada mía
rompamos las cadenas del placer
en gemidos envuelto,
volvamos
al dulce momento nacarado
de aullidos a la luna de luz de plata,
yo lobo celta
yo druida antiguo
vine a por tu beso solamente
me llevé tu corazón
de adormideras envuelto,
las hadas gimieron
este amor eterno,
el dragón verde
me nombró su escudero,
yo de la rama roja
yo espíritu antiguo
amigo de hadas,
leo la naturaleza,
ella me dice
las raíces gritan
las hojas mueren,
el aire se asfixia,
los ríos lloran,
las almas duermen
buscando venganza
el ser humano,
depredador asesina a su madre
y raíces dicen
todo lo que no puede hablar
en silencio grita
pero todo muere en silencio.
Este pájaro de fuego
habita mi cuerpo
demonio antiguo
que habla en poesía,
idioma de dioses,
flores amando mariposas
como amores imposibles
yo alcancé tu alma y esencia,
yo fundí mi latido
y mil veces más fuerte
vengo a derrotar al tormento,
guerrero de mil batallas del abismo,
ángel dorado allí abajo
luchando con legión de sombras
y demonios derrotados a fe y luz,
yo surcaré el infierno
y en la muerte traeré
tu amor de nuevo,
serás mi esposa y mariposa
aun tenga que revelarme a la creación,
escriba con el demonio dentro,
lit et summun canae,
miles Dei lumen,
mea unguis timor malum,
mors erit uxor mea.
Plubia cordis, ardentissime cupere amôris
stupóris, dêsîderium, sempiternusa laetitia.
Diês, carpentum, accrêvî calôris.
Colôris, vita, venerâvî canôris.
Laetitia exspectâre, cupitum nostra.
Ostendi âlae, festînâvî blanditia.
Cropinquus, somnus, versus, littera.
Prôfêcî imus, creâvî blandus.
Bâsium dulcis, aqua pûrus.
Sânô anima, fidus fruor.
Cupidus somnus, flagrô metaphora,
suspirium natura, amâvî ferventis.
Distantia dêstinâvî dedisco côgitâtum.
Volui pûrus, sôlus cordis.
Callis unus, sentido sensisensum.
Fôrmôsa societas, contentum esse vêris.
Ignis, dêlectô noster appetîtus fôrmôsus.
Esta amapola canta,
tu amor dentro late
como sabia de roble,
vuelvo al inicio del sentimiento,
vuelvo a amarte sin tiempo,
en este lecho de antíguo romance
tu sangre beberé
mi sangre te daré,
eternidad en mi pupila,
muerte sin cielo,
condena a renacer
en segundo estado
de transmigración de las almas,
en letras rompo mi condena
para ocupar mi lugar merecido,
aun mariposa en siguiente vida
sabré en que flor encontrarte mi hada,
voy allí voy al final del bosque del olvido
y te encuentro desnuda
mi caricia te dice
un te amo
tu sonrisa despierta el beso
en instante eterno,
a verso lanza y garra,
rescaté el amor eterno,
nací de nuevo en tu corazón preso,
agarré tu piel
bebí el placer
respiré el fuego
probé el vicio y el demonio
quisieron a golpes
matar mi inocencia
hoy he venido a vencer
mi pasado maldito,
he venido a aceptar a dios
como fuerza celeste,
aun rebelde mi fe nunca murió
hoy como ayer luché
y tu calor tu amor
tu rosa tu piel tu seda
tu bondad pura me regó,
flores crecieron en esta mía entraña,
el sol iluminó la oscuridad maldita,
he venido a casarme contigo
a hacerte mía
como nadie te ha hecho
a despojar al tiempo de sus ataduras,
a eterno morir en tus besos,
he vuelto y el mundo temblará
porque de nuevo sigue en pie este amor,
el corazón siente fuego,
el alma estalla en luz de lucero,
el espíritu habla más allá
de sombras y te abraza,
la batalla como la primera venida
será dura pero de nuevo venceremos,
a mi la fuerza,
a mí la esperanza de la nueva lucha,
a mí la bendición de diosa luna,
a mi el poder de Dios Sol
a mi su furia de fuego,
y el rugido del león de juda,
maldigo a quien destruye este planeta,
maldigo a quien destruye a diosa Flora
y a madre natura,
jamás mis manos mataron un animalito,
como celta en armonía vivo
con la naturaleza de dios Padre,
Conchobar Mac Nessa dentro
hoy tu poder siento,
como serpiente antigua
eterno viviré en esta tierra,
y cuando el hombre se destruya
por avaricia el mundo seguirá su curso sin él
y la naturaleza apoderará
las ciudades
no habrá ningún ser tan dañino
como el hombre,
los cielos se volverán rojos
el cielo llorará sangre,
los ríos sangrientos envenenarán
y el eterno resurgir vendrá,
lo más hermoso de este mundo
es el paraíso de la naturaleza
pero para el hombre lo más hermoso es el oro
y el dinero demonio,
vengo a amarte sin tiempo,
vengo a crear mi eternidad en el cielo
como en la tierra,
vengo a caminar las aguas
a romper los hielos,
a fundirme en fuegos,
a incendiarme de pasión en tus ojos ,
vengo a destruir mis cadenas
y amarte libre
como el pájaro a su vuelo,
yo pájaro sin alas,
yo pez que cortaron sus aletas,
yo hombre
que jamás pudieron cortar su libertad,
a galeón cruzaré la travesía de tus piernas,
en tormenta tendré el agua de tu boca,
en caricias prenderé esta hoguera,
en tu corazón sembraré la amapola
eterna del amor que quema,
ninfa mía ven ven conmigo
a esta tierra de fuego,
luna mía ilumíname el camino,
sé mi amparo ,
sé mi abrigo en noches de humo,
Dagda, Balar, Mórrigán, Lúgh,
y tú mi amada Brigid
elevar mi canto al cielo,
arroparme este fuego
que dentro tengo
en fe os sirvo como druida antiguo,
os pido bendición,
Artús dame tu fuerza,
Cernunnos caza al cazador,
Taranis riega estas tierras
salva los pocos bosques que quedan,
Epona diosa de la naturaleza sálvala del hombre,
ofrezco este humilde canto
a todos vosotros con esta luz
que me queda darme fuerzas
en este amor que me alimenta,
eterno vivo eterno muero,
eterno sirvo yo guerrero antíguo
yo druida de la rama roja celta.
Los dragones volverán a surcar el cielo
y no habrá clemencia para el mal,
serpientes antiguas la lucha sigue viva.
Este mi humilde canto
temblará en la tierra ,
iluminadme este amor que siento
y que de mi alma se apodera,
muerta la espera
amada mía sé mi sombra
como yo soy tu luz y tu calor,
sé entera mía como el pez a su río ,
y la piedra a su montaña,
sé mía como el árbol a su tierra
y el ciprés a sus muertos que vela,
sé mi amparo en la batalla
hoy de nuevo como ayer
juntos veremos el nuevo amanecer,
y la luz que cegará la tierra,
no hay miedo porque te amé y te amo,
aun ciego mi amor
te seguirá perteneciendo
como la abeja a su flor,
no habrá poder
que pueda separar mi alma
de tu corazón,
eterno te serviré
aún tu esclavo mi reina
te haré la mujer más feliz del mundo
aún en la muerte
mi alma seguirá el camino a encontrarte
y eterna tenerte,
no me desampares el camino duro,
sé mi fuerza en la lucha
nuestro amor ganará
y derribará el mal
que nos quiso sangrar
y en vida condenar,
la felicidad sigue viva
como la amapola florece
cada junio en el camino
te amo y lo haré
aún tenga que enfrentarme al mundo.
Genii locorum dioses ancestrales abrir este camino,
Diancech sana este mi cuerpo
Badhbh Catha sigue fuerte,
tierra entierra la maldad sepulta los problemas,
como en tu ser el ciclo 
y eterno resurgir en ti cierra y comienza,
agua riega esta amapola del pecho anclada
porque ni en dificultad ni en soledad,
perdió esperanza, ni pétalo carmín de sangre.
Fuego prende eterna la llama del alma
esa que en mi dentro tengo evanescente a mi amada.
Aire lleva este canto al cielo une mi alma 
eternamente con mi amada,
envuelve en tus alas este hechizo de fe y amor,
Magia creo en tu poder, por la luz dorada de mi aura,
índigo me vio nacer este mundo,
en letras dejo la sangre esperando surcar la eternidad,
alma antigua cuerpo joven, magia envuelve este amor
florece este bosque mágico cumple
y demuestra eternamente que los cuentos de hadas 
siempre tienen final feliz,
aun luchando con el mundo a las espaldas como héroe griego,
aun en la penumbra este guerrero antiguo
no sucumbe ni sucumbirá,
el cielo se apiadó de este canto,
la luz nació de la oscuridad, 
y el alma salio de este mi cuerpo
para arroparte el sueño 
vuelvo y he venido cien veces más fuerte.
Condeno al tiempo 
porque en vida la eternidad 
a sudor y sangre quiero conquistar, 
por amarte puro y de verdad,
no quiero el cielo si no es para vivir en el contigo,
no vivo esperando tierra vivo amándote
conquistando la llama de venus y el fuego de eros,
diosa aurora se enamoró de esta historia
de dos almas entregadas en un solo corazón.
El río de las almas volveré a surcar,
una vez de mi cuerpo las cicutas crezcan
y la Araña teja el punto final a mi destino,
traeré este amor eterno de nuevo,
como el sol existe y la ciencia 
engaña a quien piensa en este planeta.
La polilla surca la noche,
revoloteando alrededor de la llama
ella atrae simbolismos opuestos 
el del alma que busca a Dios 
y el de la locura que se aboca a la perdición.
La rosa azul desangra un te amo 
y el caracol encuentra su tomillo anhelado 
a la bruma del húmedo amanecer,
la hiedra escala el árbol 
envidiando su altura,
siempre buscando llegar al cielo,
siempre los vegetales buscando la luz 
que alimenta su existencia,
cruel de estática vida pero longevidad imperial,
una plantita llora una gota de rocío a la orilla del río,
una mariposa se acerca
que pena tienes tú que penas tienes tu plantita¿?
tú que eres joven y linda,
luz y río te acarician, no llores bonita
mariposa quisiera ser mariposa quisiera ser
y a mi amada margarita de la otra orilla que está solita
poder besar.
Viento, viento bonito tráeme sus semillas, 
para que juntos juntitos podamos renacer.
La salamandra de fuego indica la heráldica de este corazón,
valor fuerza y honor,
como dragón enroscado al árbol celta de la vida
mi calor arropa tu cuerpo noche tras noche nacarada,
en la lluvia soy tu sed, en el frío soy tu calor,
en el viento soy tu silencio, en la calma soy la vida y la muerte,
en la oscuridad soy la luz que no se destruye,
yo como ella solo viajo a besarte,
en el tiempo soy el instante eterno de un parpadeo,
en el fuego soy fénix, en la tierra soy humano 
soy imperfecto,
pero amo toda vida ajena, en armonía plena, 
luna abriga este sueño, 
concédeme tu compañía
frío en tu existencia jamás podras congelar este latido,
amo amarte, vivo viviendo morir 
en tus dulces labios flameantes.
He venido a renacer eterno,
he venido a robarte un beso 
para que lo recuerdes 
cada vez que tus ojitos cierres.
Como salamanquesa trepo tu espalda,
y como golondrina busco la primavera que haga florecer,
a cariño, ternura y apoyo todas estas flores 
que sembramos en nuestros corazones 
y cuerpos de amantes sin tiempo.
Vine por tu beso, me llevé tu amor eterno.
Como lobo celta guiaré a mis antepasados en mi final.
Gracias mis Señores por concederme mi última ilusion,
y volverla real de nuevo,
aun sin cuerpo esta alma gritará por ti hasta temblar el cielo,
esta amapola de sangre llorará de amor de nuevo 
al juntar nuestros labios de nuevo,
calentará cada invierno nuestros cuerpos,
sus raices de bronce y tornasol volvieron,
de cobre nativo fundieron sus semillas.
Y oro agarrado este dulce sentimiento,
muerto sin sentir tu aliento,
cercanía de tu calor aun en la distancia que decretaba
olvido de razón,
querer puro, solo corazón.
Como es arriba es abajo, y el cielo llenará de luz el abismo,
el leviathan despertó y su furia solo es conocida,
por estos hombres como yo que temen a Dios.
No me desampares en la lucha sé mi fuerza contra las acechanzas,
manten inocente este corazón que no dio cabida 
a la envidia ni al odio cegador 
si la dio con luz de alma y espíritu pronto la desvaneció,
he venido a cantar al cielo,
a florecer mis semillas a mi paso, 
a curar mi dolor a buscar en tus brazos mi calor,
a darte mi vida,
a asumir que me has salvado la vida porque mi vida eres tú
hada mía.
Vengo a agradecer este amor que habita mi cuerpo
porque en el silencio de este manuscrito eterno grito,
que poeta del viento a lo que me califico,
no sucumbiré hasta vencer
y junto a ti cada día ver mi vida florecer a te amos
cada amanecer.
Cicutas rojas y negras crecerán de mi lecho 
de la sangre de este amor envuelto
y de la tinta mi inmortalidad en verso.
Noche lúgubre y umbría
por fin me diste el sueño que tanto ansío,
soledad qué pena tienes
que conmigo no puedes.
Amada mía has vuelto a mí para ser mi noche y mi día
has vuelto para siempre quedarte
en beso tinta y sangre agradezco a esta llama fulgente,
a este amor que seduce y me deja inconsciente,
como vivo estoy y tu imagen surca mi mente siempre presente,
Mi cielo,
tu sol, amada
me pediste ser tu luz y que tu fueses mi dueña
a si será siempre, a sí siempre ha sido.
Eterno a tu lado vivo 
y enamorado 
hasta el final de este latido.
Las luces de la ciudad apagarán,
dejarán a los luceros realmente brillar,
la torre de babel tumbará arrastrando 
al dios dinero de esta sociedad
yo no estaré en cuerpo para ver de nuevo como antes su final,
pero llegará y la bondad volverá a reinar,
la vida para los vivos, la muerte para los muertos,
yo poeta sin tiempo,
vengo a por tu beso y con tu amor ya soy completo.
Vengo para quedarme a tu latido preso,
vuelvo para deshacer el sentimiento,
vencer al mal que cobijé,
a humilde agradecer la vida de amor que a mí ha vuelto,
con sangre en mi cuerpo deseo tenerte cada día
como doncella y amada mía como hadita y delicada florecita
que solo necesita de mi amor y mis besos para vivir.
quédate conmigo,
quédate a mi ladito,
este mi cielo te daré, este cuerpo y espíritu 
te pertenece como el arcoiris a su cielo,
acompáñame este sueño a la tierra de fuego,
mantén viva la llama en tu pecho,
siempre sabrás que yo soplo para encenderla y crecerla.
Ven amada mía dame tus besos,
siente este corazoncito latiendo en versos,
siente una inspiración invencible,
como Dios Sol que existe y es invencible.
Enganchemos nuestros cuerpos enroscados como serpientes,
amemos el silencio y ternura de nuestros ojos,
sintamos ardientes las caricias,
y la piel tersa de seda 
devolvamos a la noche de su encanto 
y gemidos a su luna.
Seamos como fuimos quimeras de fuego con un mismo latido,
cuidemos el mismo corazón que habitamos.
Yo quien pintó el cielo en colores a su amada
yo quien obtuve de ella la felicidad inmortal.
A su lado mi fuerza para cuidarla, amarla y protegerla,
vuelvo a vivir vuelvo a en mi interior sentirte como riada,
y lago que da vida a mi calma,
tú mi ninfa, mi amada,  mi musa, 
mi hadita, mi florecita 
mi bella Margarita.
Yo tu guerrero eterno.
Siempre tuyo como la luz al fuego.
Te amo y te quiero.
Eres mi mundo entero,
ya no me hundo en mi miedo,
mi placer está a ti sujeto,
desde esta noche que corre mi verbo,
y a tu bello ser encuentro,
la amapola sangra versos al tiempo
que juntos nos descubrió
vine a por tu beso,
me quedé con tu sentimiento preso
deslizándose de verdad el momento,
la tierra sangró mis versos para ti,
el sentimiento caía preso,
de tus labios de nuevo
abordando mi calma
para ser mi tiempo tuyo,
y la sonrisa dibujarse plena
a tu murmullo
solo ahí descubrí que vivo sigo,
porque tu alma es lo que quiero conseguir
en este suplicio dormido.





El Castellano y Leannán-Sídhe

No hay comentarios:

Publicar un comentario