Translate

lunes, 22 de febrero de 2016

Del amor mi estandarte

RESQUICIOS OPACOS
DEL SER QUE MI ALMA ALUMBRE,
MI SER ARDA EN FUEGO
para ser yo dormido
quien despierte
este sentimiento y su suplicio,
las venas mías se comen así mismas,
abierta la subrepticia
florece este cauce de sangre
y este amor que me absorbe
brillos y sus nervios
que cuelgan de las pestañas,
vivo encendido por el hálito
que me mantiene vivo,
escribiendo al compás de mi sino,
esparciendo flores al viento
por si a mi lado vuelves de nuevo,
fiel a este suspiro nazco
y trenzo un verso a la luna de amaranto
y su destello que jamás es frío
si yo a ti te miro,
avenida de mi sangre
que dejo en vilo,
fiel sigo mi camino,
en este mundo no caigo rendido
mi vuelo al compás de un latido descrito,
yo a ti te miro,
y se despliega mi sentido inerte,
ese que complacerte es mi suerte,
al compás de un grillo
sigo en vilo,
el horizonte por dejar su brillo
y sus estrellas cautivas
todo lo que yo admiro,
azul celeste ese por el que alzar mi suerte
y conocerte,
a través de tus ojos
y su mirada complaciente
avanza mi verbo valiente
y mi serenidad
se hace cauce en vena, garra y letra
tengo todo lo que ansío
por si vuelvo a vivir
que sepas que solo junto a ti
quiero mi devenir,
y que el cielo abra
que yo sé todo lo que quiero de él
y son más que tus besos de miel,
fiel, aguerrido como ayer,
susurros me acampan la añoranza
por verme florecer al viento
todo lo que siento,
fuera de mi camino leones,
sonidos me desvelan lo que quiero de verdad,
y eres tú lo que me nace del alma,
todo lo que mi ser estampa
desde que nace su verbo,
es el camino a encontrarte
es mi vida girando
por todo lo que para ti quiero ser,
placeres de verso y piel,
quimeras de fuego enarboladas,
destellos fugaces me acampan
camino el sendero que tu vida exclama,
el pasado me vio nacer del fuego,
un día que mi súplica se torne caricia
yo volveré a mirarme de tu mano,
el mundo dirá nació, vivió y eterno
la vida con ella surcó enamorado,
todo lo que tengo es todo lo que te ofrezco
esta noche y es mi vida para compartirla a tu lado,
mi vida para en seco
si yo a ti te miro,
avanza mi tormento dulce,
vestido de tornar en flor tu piel
para con besos y caricias volverla miel,
fuego al albor de un lucero,
mi corazón delineando un verso,
ese por el que te atrapo sin descanso,
no me desvanezco en tu regazo,
cariñoso te abrazo
volando alto te beso
para ser fiel sueño que de mi corazón
vuelvo eterno,
fuente al brillo del amor,
fulgente inspiración nacida con ardor
al viento abandero mi amor,
me entrego al fuego que arde y consume
para del ascua alzarte,
me caminan ilusiones en mi mente
giras evanescente
y todas tus caricias te dibujan
fiel de quererme,
llegado el momento no te olvidaré,
no me consumiré,
hasta un infierno destrozaría
si me separa de tu piel,
vivo para resplandecer
y con tu ser envolverme de la pasión que abriga,
cruzas mi mundo para ser tú mi universo
ese por el que el cielo brilla cada flor,
infinito silente,
cruzo su umbral
y te visto de las flores del valle
para ser río y baluarte
que tu alma haga alarde,
todo lo que veo es el camino
para llegar a conquistarte,
metal y simiente,
alma y alambre,
bruma y fuente,
sendero y océano,
ciudad y puente,
tierra y viento
eres tú todo lo que siento,
desde el fuego a la fuerza del viento
yo en ti me siembro
esperando que viva
en tu corazón
siempre mi verbo.
Tenue, veloz es brillante este amor,
cabalgo el límite de la voz, 
rezando a mí mismo, 
esperando el camino 
que me lleve a tu corazón 
todo lo que veo trenzado a desvoz 
resquicios para huir del león 
tiempo que se escapa marcha atrás 
corriendo la línea del horizonte, 
una vez más se blande el verbo valiente, 
esperando más que un límite, 
trémulo garrote por el cauce de mi sangre, 
voy allí fiel del aliento añil, 
opacidades curvas 
todo lo que quiero 
es todo lo que necesito 
y todo lo que necesito 
es todo lo que siento, 
dibujada la línea temblorosa 
febril del disparo 
necesito más tiempo, 
más tiempo dentro de tu vida 
para que sientas abajo este cauce 
que me lleva a verte a lo largo del sonido, 
todo lo que dejo es todo lo que amo, 
ardiendo arriba una verdad 
y mi súplica esa por la que renace 
en flor mi camino y cabalgo firmamentos 
displicentes recuerdame, 
allí donde todo desaparece 
y solo queda mi sangre que enternece 
deslizándose en la ventana 
este amor que mece 
y por la retina se desvanece 
al hálito silente se crece 
oscuridad lúgubre nace 
y el balcón se suspende 
en la avenida estrellada 
y su luna que mece, 
tiempos atrás voy marchando al compás 
de la sombra que crece, 
mi horizonte desvanece, 
corriendo, velando el destello efímero 
y su cauce que me llevó a verte, 
fiel de mi desquicia, 
florecida mi subrepticia de la noche 
y su caldo de estrellas no puedes mentirme, 
no puedes mentirme dentro de mis ojos, 
el mundo se dibuja aparte, 
de la esperanza que corre, 
y el sentimiento queda vórtice 
y umbral quieto para descubrirte, 
fiel su sueño que nunca se desvaneció, 
y el tiempo no pudo sostener en sus brazos 
porque antes lo cumplió, 
en mis brazos te abrazo, 
para que todo lo que quede sea mi calor humano, 
mas estrellas se hacen alabastro 
a la verdad que crepita en la hoguera 
cuando tú eres el sueño 
que se me cumplió, 
no te dejaré marchar, 
solo una vez en la vida 
uno está para luchar 
por todo lo que ama de verdad 
y te encontré debo hacerte saber 
que mi estrella se apaga cuando te tengo cerca, 
porque eres mi deseo a aquella, 
y ya no brilla mi pena, 
soledad carcomida ahora brilla la letra, 
cada día ya no me siento en soledad 
todo lo que quiero ver es mi vida 
trenzada de su hogar en tu corazón,  
arrasan sentimientos, 
amo el día, 
amo la noche 
luchando mis leones, 
todo por encontrar anidado en tu interior 
desvelado, el camino de la rosa, 
el umbral que sigue el deshielo de mi escarcha, 
nada dejé pendiente en el camino 
que cruzaba mi sangre 
hasta llegar a conocerte, 
no camino solo 
mis versos se hacen manto 
cuando tus labios hacen de mí un cuarto, 
hasta reinar mis sueños la luna fiel de amaranto, 
vuelo, vuelo aparte, 
el cielo me descubre crepitando 
mi latido a la oscuridad aguerrido 
gotas caen por mi ventana 
a la noche que todo lo cubre de malva 
y mi araña teje mi verso de acanto 
y maraña 
suspirando el respiro 
conquistando el astro anudando allí 
mi sentimiento, 
soslayando la tristeza seca 
para volverla quimera a la luz primera del alba, 
deslices en la cuerda 
que abandera mi estampa a la tuya sujeta, 
todo lo que yo sirvo 
es destello de luna y su brillo, 
para llegado el momento 
traída la luz 
destapar en luz 
mi verbo.





El Castellano y Leannán-Sídhe

No hay comentarios:

Publicar un comentario