Translate

miércoles, 17 de febrero de 2016

Ciprés

Imperios caídos
los astros y sus brillos,
derechos y sus corralillos
perdidos en los caminos,
membranas partidas,
ecos sordos de oscuridad
por el tiempo cosidos,
voy allí fiel de su manto,
me cuentan cicatrices silentes
por tu piel colmadas
en besos de estrellas
dibujadas,
redención viene de tu mano
por astros descalzos,
y su luz tejida
desde los albores de lo creado,
voy allí por el firmamento mi manto,
mi grillo cuelga la hora en su retina escarlata,
dibuja magnifica sus colores en danza,
para conquistar vela su calma,
fiel de su estampa,
que enarbola el bello sonido
que chirría y acampa,
despliegues oníricos
del ser displicente
en el servicio y su drama,
ese por el que acostar centellas en su cama,
define la vela,
mi oración sin final ni estampa quieta
que no sea tu boca bella,
precipicios recorridos
insomnes velos de volar tu bello cuerpo,
por los resquicios huecos me visto
y conquisto el sonido
ese que se desliza veloz por arrasar mi alma,
yo soy por siempre,
el eco ciego de esta noche que envuelve,
eternidad con hueso y piel de enebro,
soy yo todo lo que siento,
tiempo atrás asesinando al olvido me cuelgo,
soy yo siempre,
fiel desvelo y su disparado agujero,
soy embestida y su subrepticia,
ahora puedes verme colgando sueños
de hojas suicidas,
puedes verme desmochando recuerdos,
cuando la noche cuelga de las retinas,
soy yo ciprés nacido
al siglo que cae dormido,
fiel de anudar el suplicio dormido
en el árbol de las cenizas
mas cultivando le verán las caricias
de sus flores de Odín cultivadas
viaja su calma fiel de temblar el horizonte
en besos silentes nacidos de los bosques
que en acebos cuelga
junto con las sabidurías de los tejos
crepitando al viento su súplica
la de mantenerme fiero
al hoy, al mañana
que vistan las hojas mi calma
y el fuego consuma al enemigo
por los siglos yo soy siempre
enarbolado guerrero ciprés
presente nacido para ver temblar
este mundo dormido
en letras de fuego asido,
y la estampa del odio
verlo quedar carcomido
porque no hay más fuertes
que sus Dioses.




El Castellano y Leannán-Sídhe

No hay comentarios:

Publicar un comentario