Translate

domingo, 31 de enero de 2016

Flores y vino de mi piel












Descubro nuevas tierras en tu piel,
jamás esquiva para tu castellano,
la caricia queda escrita,
la soledad destruida,
por tus flores despierta mi calma,
me das vida en esta sonrisa,
esta vez y por ti amanecida
giran ilusiones por verte feliz mi vida,
mi hadita, hoy cuelgan de mi patio
las caricias que tu ser envuelve de dicha
por tus labios se viste la fortuna
de conocerlos,
hoy se abre el sendero
que por tu linde lleva y me lleva,
todo comienza donde mi vello suscita,
las sombras me reconfortan,
y llegado el día te encuentro brillando
más que el Sol,
llegada la caricia el nervio se afila,
por acampar tu entraña en dicha,
ilumíname el camino,
visten las flores
el destino a encontrarte Leana,
resplandores violaceos,
las malvas me tiñen la sangre,
hoy que brota en arrulllos y borbotones
por amarte a ti sin condiciones,
de nuestros labios razones,
abre la puerta y los balcones,
entraré a tu cuarto los amaneceres,
para tornar las violetas nocturnas ilusiones,
hasta volver mis jacintos
lindos besos nocturnos,
que a tu ser lleguen y acampen,
en flores silvestres,
las caléndulas me abrirán como luceros de flores
tu bellos ojos que valen más de millones,
avanza mi sentimiento en flor,
por verte bella amanecida
por tu piel la caricia que suscita,
la araña me lleva
a destaparte entera
cuando tú tejes mi bella calma,
el horizonte se derrite
en mi cielo
del que eres el lucero,
amén de las espigas y su cuchillo dorado,
enarbolado, que amapolas en sangre de tierra
sus flores me cuentan
al frescor de los pinos
que por las sierras y valles va mi pío,
nacido para que seas tú mi sino,
y yo el poeta vivo,
de tu sonrisa
y alba de amanecer proscrito,
hasta llevarte de mi ser
el vino de mi alma
con tu beso nacarada.





El Castellano y Leannán-Sídhe

No hay comentarios:

Publicar un comentario